Six Feet Under: LA MUERTE LE SIENTA BIEN

Six_Feet_Under_a_lEl 3 de junio del 2001 debutó una de las mejores series que ha parido la televisión contemporánea. Hay tantas, pero tantas cosas, que me gustan y me impresionan de “Six Feet Under”, que es difícil enumerarlas, sin embargo hay algo que lo resume bien: consistencia.

El trayecto de la familia Fisher desde el primer capitulo, en que vemos partir al patriarca dueño de una funeraria y las repercusiones para cada uno de los integrantes de esa familia hasta el fin de las cinco temporadas es coherente y emocionante.

Hace quince años el guionista, ganador de un Oscar por “America Beauty”, Alan Ball presentó esta reflexión profunda sobre la vida, la muerte y los lazos que unen (y ahogan) a una familia. Los episodios eran al mismo tiempo dolorosos, divertidos, ingeniosos y deprimentes (cada capitulo comenzaba con la muerte de alguien que llega a la funeraria de los protagonistas)

Alan Ball decía en ese entonces que le interesaba explorar “¿cómo afectaba las vidas de una familia crecer en un hogar donde hay cadáveres en el sótano? ¿el ser un niño e ir junto a tu padre que está trabajando en un cuerpo abierto encima de una mesa? ¿Cómo te afectaría eso a ti?”

“Six Feet Under se refiere no solo a ser enterrado como un cadáver, sino a aquellas emociones y sentimientos que se mueven bajo la superficie. Cuando uno se encuentra rodeado de muerte, para hacer contrapeso a esto, hay necesidad de cierta intensidad en la experiencia, en la pulsión de escapar. Es el caso de Nate siendo mujeriego, es el caso de Claire y su experimentación sexual, es Brenda y su compulsión sexual, es David teniendo sexo en público con un prostituto, es Ruth teniendo varias aventuras amorosas -es la fuerza de vida que trata de abrirse paso a través de todo ese sufrimiento, dolor y depresión”.

El elenco compuesto por Peter Krause, Rachel Griffiths, Lauren Ambrose, Frances Conroy, Richard Jenkins, Freddy Rodríguez, y Michael C. Hall es otro de los puntos fuertes de la serie. Durante su primera temporada, Six Feet Under obtuvo un total de 23 nominaciones a los Emmy. También ganó ese año el Globo de Oro a la mejor serie de drama, además de un Premio Peabody por “sus exploraciones poderosamente humanas e inquietantes sobre la vida y la muerte”.

Y lejos de ser queridos solo por la crítica, el público fue llegando a lo largo del viaje y los fans se hicieron más y más con cada temporada. El 2004 tenían un promedio de alrededor de 6,2 millones de espectadores por semana (superando a las temporadas de mayor audiencia de Larry David y The Wire)

Ese mismo año HBO anunció de que estaba listo para enterrar a su creación, y que la quinta sería la última temporada. Ahí todos los seguidores empezamos el luto por despedirnos de una serie tan bien ejecutada. Lo que no sabíamos era que su final, iba a ser una de las horas más finamente realizadas hasta entonces en la televisión. El último capitulo es una joya que termina con el mejor epilogo que he visto hasta hoy. Y esos últimos minutos fueron la mejor despedida posible porque mezclaron magistralmente la belleza de la vida en un momento trágico por naturaleza.

“Six Feet Under” hoy es un clásico de la nueva época de oro de la televisión y vale la pena revisitarla en este nuevo aniversario.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s