AHS: Hotel, mal romance

ahs hotel

Ryan Murphy renovó la idea de las series de antología hace cuatro años, cuando partió con “American Horror Story”. Temporada tras temporada reseteó la serie, contando la historia de una casa embrujada, de un manicomio maldito, de una secta de brujas, y finalmente el año pasado de un circo de “fenómenos”. Cada temporada incluyó más o menos al mismo elenco, que demostró ser solvente en explorar distintos matices de lo oscuro y excesivo del género del horror.

Este año, sin embargo, el cambio resultó más difícil. Por un lado la diva de la serie, Jessica Lange, abandonó el barco y por otro el escenario escogido (un hotel siniestro) es poco original y se siente bastante repetido con lo que ya hemos visto.

¿Qué hacer entonces? Al parecer la decisión de “American Horror Story Hotel” fue explotar la idea “más es más”. Nada de sutilezas. Sangre, violencia y desnudos como si no hubiera un mañana. El problema es que este estilo “In your Face” no deja espacio para reflexión ni profundidad de ningún tipo. La serie se siente vacía, confusa e incluso predecible en su afán de exhibir los excesos de sus personajes.

La historia transcurre en el Hotel Cortez, propiedad de la Condesa (interpretada por Lady Gaga) y nos muestra a una serie de siniestros personajes que se baten entre los crímenes, la droga y el sexo. El gran gancho de este año era justamente la presencia de la intérprete de “Born this way”, que hay que reconocer funciona perfecto, debido a su imagen de icono de lo freak. Lady Gaga le otorga realismo y peso a esa siniestra, sensual y extremadamente pálida vampiresa.

El problema es que el resto del elenco se ve opacado ante la reina de los “little monsters”. El rol asignado a Kathy Bates parece no tener vuelo alguno y la siempre solida Sarah Paulson construye un personaje a imagen y semejanza de Jessica Lange, el verdadero fantasma que ronda en ese hotel. No es que Paulson no sea una excelente actriz, pero el referente físico que utilizó nos recuerda demasiado quién es la diva que falta.

Los personajes masculinos están aún más desdibujados. El detective Jhon Lowe, interpretado por Wes Bentley, investiga unos asesinatos que lo conducen directamente al hotel Cortez, y podemos ver en él a un tipo demasiado parecido al protagonista de “Los siete pecado capitales”. Incluso la relación con su esposa (Chloe Sevigny) es la misma.

Pese a tener un excelente elenco la mayoría de las historias resultan vacías, inconexas o puramente efectistas. AHS Hotel usa y abusa de sus “influencias” cinematográficas. Desde “El resplandor” hasta “Saw, el juego del miedo”, la serie no tiene mucho pudor para desplegar escenas que bordean el plagio y que honestamente resultan pretenciosas y poco consistentes dentro de la historia. Al final del día, parece ser un gran pastiche que no encuentra su propia identidad ni nada interesante que contar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s