La nueva vida de Sherlock Holmes

bbc-sherlock1

Dentro de la oferta de Netflix, una serie que destaca por su calidad es “Sherlock” una renovada versión de la BBC sobre el detective más famoso de todos los tiempos.

Sherlock Holmes no es amable. No es simpático ni divertido, es “simplemente” un genio capaz de desenmarañar el más complejo de los enigmas policiales. La tarea de reinventar un ícono como este parece difícil, sin embargo la BBC sale airosa del desafío con “Sherlock”, la serie con la que devolvió a la vida al rey de los misterios.

La formula genera desconfianza al principio. El mismísimo Sherlock Holmes, viviendo en el Londres actual, investigando casos con Iphone, GPS y comunicándose por mensaje de textos. Mientras su compañero inseparable, el doctor Watson, comparte sus aventuras en la web mediante un blog. Si, suena extraño. Pero funciona. Básicamente porque el tecnológico contexto, no le quita nada de fuerza a la arrolladora personalidad de Holmes.

El creador Steven Moffat  explicó con mucha razón que “Las historias de Conan Doyle nunca fueron sobre abrigos y luz entre gas, sino que son sobre deducciones brillantes, con villanos terribles y crímenes sangrientos”. Todos elementos muy presentes en la serie.

El personaje de Holmes interpretado por Benedict Cumberbatch (un actor con edad indescifrable y cara de poker que calza perfecto) es presentado como un hombre frio y distante, que roza el asperger. Un genio que desprecia a todos salvo a los villanos inteligentes. Una especie de Sheldon Cooper que en vez de vivir entre los chistes científicos de sus amigos, está obsesionado por las bajas pasiones y los crímenes sin resolver.

Junto a él, está el doctor Watson, un médico que sirvió como voluntario en Irak y que regresa a Londres para reintegrarse a la vida normal. Allí se cruza con Holmes y decide colaborar con él momentáneamente, sin saber que a poco andar se volverá su principal actividad. Incluso la serie aborda con humor, la tensión sexual que siempre se ha comentado existe entre los personajes. Aunque Watson intente rearmar su vida amorosa, su devoción por Holmes, sumada a la ambigüedad del detective, dibujan una interesante y tormentosa “amistad”.

La serie compuesta de solo 2 temporadas de 3 capítulos cada una (6 capítulos que se hacen muy poco), avanza con aplomo. Cada episodio dura 90 minutos y se vuelve una especie de película que explora un caso que normalmente se va complejizando a medida que corren los minutos.

En el desarrollo de la serie aparecerá el archienemigo de Sherlock que funcionará como leit motiv escondido en las sombras de cada uno de los crímenes. Particularmente bueno es el último episodio que enfrentará a estos dos súper cerebros en una lucha soberbia y llena de suspenso.

Lamentablemente han pasado casi dos años desde que se exhibió y pese al éxito, la tercera temporada se ha retrasado bastante, aunque se espera que se estrene a finales de este 2013.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s